Conducción defensiva, una nueva forma de conducir

 Conducción

La conducción defensiva o conducción preventiva nos viene principalmente de los países anglosajones llamada: “defensive driving o preventie driving”. La conducción defensiva permite reducir la agresividad en el volante, anticipar el tráfico que debe tener en cuenta el comportamiento de los otros conductores y de todos los usuarios de la carretera, ir atento al estado de la calzada y a las condiciones de la circulación.

Conduciendo defensivamente, se es consciente de la forma de conducir y se pueden evitar accidentes. Esta conducción mejora la fluidez del tráfico en carretera, reduciendo los atascos, y acercándose igualmente a la ecoconducción, puesto que se limita el consumo de carburante, las emisiones de contaminantes, y os anticipáis a la circulación.

Anticiparse a la circulación

Mirando de lejos, se pueden detectar los peligros potenciales, os anticipáis a los ralentizamientos, se evitan las aceleraciones y los frenados inútiles. Al acercaros a un cruce se ralentiza con suavidad, se intenta ver el rostro del conductor del vehículo que deberá cederos el paso, para garantizar que os ha visto.

Levantad el pie del acelerador en las zonas de incertidumbre (potencialmente peligrosas) como por ejemplo un cruce sin visibilidad, y se coloca el pie, con adelanto, encima del pedal del freno, para no usar el freno del motor.

El campo visual

Mirar lejos para prevenir los peligros, esto es importante sobretodo a grandes velocidades, mayor es la velocidad, y más se reduce el campo de visión. En ciudad, también os podéis anticipar al tráfico.

A velocidad más lenta, vuestro campo de visión se agranda, se distingue mejor lo que ocurre a la derecha y a la izquierda. Habituaos a identificar los elementos importantes fuera del campo de visión, como un semáforo, el paso de un peatón, un panel de señalización, un coche que se dispone a atravesar un cruce, etc.

Con estas técnicas visuales podéis analizar el tráfico y el comportamiento de los conductores para encontrar una salida en caso de enfrentaros a un obstáculo. Lo más normal en los accidentes de carretera es que los conductores implicados tienen la vista focalizada en el vehículo que quieren evitar y se frena con brusquedad hasta bloquear las ruedas, mientras que se tendría que buscar con la mirada una vía de escape para evitar el choque.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , ,

Un comentario a “Conducción defensiva, una nueva forma de conducir”

  1. febrero 11, 2013 at 6:55 pm #

    Gran post. Nos gusta estar informados de los últimos modelos de conducción que nos vienen de los países anglosajones.

Deja un comentario